Bebés Recién Nacidos

recien nacido gorrito

 

Finalmente ha llegado el día que tanto ansiabas,  vas a conocer a tu pequeño bebé después una larga y dulce espera de nueve meses. El parto transcurre como ha sido planeado y es hora de que tu bebé se enfrente a esta nueva etapa de su vida, etapa en la que los bebés recién nacidos necesitarás mucho más de ti, de tu amor y de tu apoyo para adaptarse a este desconocido y ruidoso mundo que será ahora su nuevo hogar.

 

De Lo Conocido a Lo Desconocido Para tu Bebé

 

Dentro del útero el bebé no siente ni frío, ni calor, ni hambre y mucho menos  dolor, el útero es su ambiente ideal, está rodeado de un líquido que lo mantiene calentito y recibe alimento cada vez que lo necesita por él cordón umbilical, qué más puede pedir? Es el paraíso terrenal en un pedacito dentro del vientre de mamá.

Pero de un momento a otro todo esto cambia, a la hora del parto el bebé tiene que lidiar con sensaciones nuevas que antes no percibía, está a la puerta a lo que será el mundo de los estímulos para el cual no está preparado.

El día del parto el mundo del bebé cambia en un giro de 360 grados, en primer lugar empieza a sentir contracciones que lo obligan a desplazarse por un túnel muy angosto,  luego de varias horas de tratar de salir de ese espacio tan apretado, unas manos lo levantan y lo mantienen suspendido en el aire, para los bebés recién nacidos es la primera vez que empieza a sentir la gravedad, además ahora siente un frío muy intenso; en el vientre de mamá la temperatura es de unos agradables 36°C en cambio en la sala de parto  ronda en unos helados 24°C así que los bebés recién nacidos tiritaran del frio. Para colmos ahora deberán aprender a respirar por sí solos.

Voces, luces, manos que lo tocan Qué si está asustado? Absolutamente, el bebé se siente aterrorizado, y lo único que puede aliviar su ansiedad y llanto es el calor y amor de mamá, por ello es importante que conozcas todo el proceso por el que tu bebé está atravesando en ese preciso momento del parto, de ahora en adelante él te necesita y su bienestar dependerá de ti.

Todo lo que debes saber de los Bebés recién nacidos

 

 

 

Ahora La Mejor Parte: Estrechar En Brazos A Tu Bebé

 

Es como si todo ocurriese en cámara lenta, ahí está él o ella, por fin… es tan hermoso que tus ojos no pueden parar de verlo, es perfecto… sientes como la piel se te eriza y es como si te invadiera una inmensa sensación de ternura todo el cuerpo; la alegría, la emoción, el llanto todo se conjuga en un solo sentimiento, ya no sientes dolor.

Es ahora el preciso instante donde tu amor hará que éste pequeño bebé asustado y confundido se sienta por primera vez desde que salió de tu vientre, seguro y protegido.

Diversos estudios han demostrado que el sólo hecho de colocar los bebés recién nacidos en el torso de la mamá tiene efectos positivos e inmediatos en el bebé, el contacto piel a piel ayuda a nivelar su respiración y oxigenación, a la vez que mantiene los niveles de glucemia y estabiliza la tensión arterial del bebé, reduce las hormonas que le ocasionan el estrés, ayuda a disminuir el llanto, evita el riesgo de hipotermia y promueve el inicio temprano de la lactancia materna.

Tantos beneficios con el solo hecho de tenerlo en tu regazo? Pues sí, el lazo entre el bebé y la mamá es único, y sólo a Mama es lo que necesitan los bebés recién nacidos.

 

Las Hormonas y Los bebés Recién Nacidos

 

Desde la lactancia materna hasta el amor que siente una madre por su pequeño, todo está relacionado a las hormonas. Hormonas que producimos antes, durante y después del parto y que cumplen un papel fundamental en el desarrollo y bienestar físico y mental tanto del bebé como de la madre.

A continuación te describimos cuáles son estas hormonas y que papel cumplen:

  • La Hormona llamada Prolactina, llega a su nivel más elevado durante el parto, y es la encargada de ayudar a la madre a producir leche para dar inicio a la lactancia; por ello es importante aprovechar la predisposición materna para acercar al bebé lo antes posible, luego que nace al pecho de la madre, para que inicie la succión.

 

Este contacto piel con piel ayuda a su vez  al recién nacido a tranquilizarse y aunque aún no puede obtener nada de leche en ese momento, él sentirá el olor y sabor del pecho de mamá, lo que va a hacer que se sienta más seguro y a gusto en su nuevo entorno.

 

  • La oxitocina, bien conocida como la hormona del amor, llega a su mayor nivel de producción también durante el parto, y es la hormona encargada de hacer sentir a la madre una necesidad imperiosa de querer cuidar y proteger a su bebé.

 

  • La adrenalina y las endorfinas, son  hormonas producidas por el bebé al nacer, la primera lo ayuda a superar la falta de oxígeno y la segunda hormona ayuda al bebé a relajarse, además que ayuda a generar lazos de amor entre la madre y el bebé.   

 

La Madre y Los bebés Recién Nacidos

 

Ahora que sabemos lo importante que es para la madre y el bebé la presencia de dichas hormonas en sus organismos para garantizar un parto exitoso y el bienestar del recién nacido. De seguro te preguntarás: ¿Puedo de alguna manera ayudar a mi cuerpo a producirlas?

Afortunadamente sí, la producción de estas hormonas está ligada totalmente al entorno o ambiente en que ocurra el parto. Si el bebé llega al mundo en un ambiente silencioso, agradable y cálido la producción de estas hormonas aumenta, pero sí en cambio ocurre lo contrario, la producción de estas hormonas va a disminuir, lo cual sería catastrófico para nosotras y para nuestro pequeño recién nacido.

De ahí que en muchos hospitales se esté implementando medidas para ayudar a que el parto sea lo más humanizado posible.

Estudios recientes, realizados por especialistas en neonatología en Argentina, en unión con la Unicef, han demostrado que hay una hora sagrada que ocurre al momento del nacimiento del bebé, en el que los médicos y enfermeras no deberían interferir, para ayudar así a que el bebé se adapte progresivamente al nuevo entorno, y esto no le ocasione más estrés del debido, además de que ese momento sagrado lograría que se creara una conexión inmediata con la madre, lo cual traería beneficios a largo plazo para el pequeño.

Se busca que el parto sea lo más natural posible y como ocurría antes en casa, ya que esto es lo más beneficioso para el bebé.

Mientras esa campaña aún está tomando auge, estas son algunas de las medidas que te ayudarán a ti y a tu bebé en el momento del parto, y que ya muchos hospitales están implementando:

 

  • Lo ideal es crear un momento tranquilo, durante la dilatación y expulsión del bebé.
  • La luz entre menos mejor para asistir el parto.
  • Disminuir el ruido a lo máximo posible que se hace al manipular los instrumentos o preparar el material.
  • Lograr una temperatura agradable en la sala de partos para que no esté muy fría para cuando nazca el bebé.
  • Permitir solo la cantidad necesaria de personas dentro de la sala de parto.

 

consejos bebés recién nacidos

Porque Esperar Para Cortar El Cordón Umbilical

 

¿Qué más puede ayudar a nuestro bebé?

Otra práctica que ayuda a hacer más grata para el bebé su llegada a éste mundo es NO cortar el cordón umbilical, hasta que éste deje de latir. De esta manera se le asegura al bebé la cantidad de oxígeno necesaria para que pueda respirar luego por sí solo.

Otras prácticas que también están quedando en el pasado, era que anteriormente se creía que para permitir que la sangre de la placenta entrara en el organismo del bebé había que sostenerlo a la altura de la placenta de la madre, para así ayudar a prevenir la anemia, por lo que se acostumbraba a sostener por los piecitos al bebé boca abajo, lo que aterrorizaba al recién nacido.

Ahora se sabe que la sangre es impulsada por las contracciones del útero, por lo que se puede colocar al bebé en el regazo o pecho de la madre justo al momento de nacer sin ningún problema, favoreciendo su bienestar.

Bañarlo, vacunarlo, medirlo, pesarlo o tomarle la temperatura son prácticas que pueden esperar y no realizarlas justo cuando el bebé nace, pues esto eleva sus niveles de estrés.

 

Una Embarazada Preparada Es Igual A Un Parto Feliz

 

Una embarazada preparada e informada siente más calma y confianza a la hora del parto, sentimientos que se han demostrado se transmiten al bebé a través del cordón umbilical, esto a su vez ayuda al bebé a que nazca con los niveles de estrés justos, ni más ni menos a la hora del parto, lo cual como ya dijimos anteriormente beneficia la producción de hormonas en el pequeño recién nacido que lo ayudaran a adaptarse a su nuevo ambiente.

Por eso es muy recomendable para la embarazada conocer y estar informada de todo el proceso por el que pasará al momento del nacimiento del bebé, para afrontarlo con los sentimientos adecuados y no perjudique al bebé, porque la incertidumbre es la madre de las angustias.

 

Y Dónde Queda Papá ?

 

Generalmente los papás ansiosos acompañan a sus esposas en ese día tan importante que es traer a su pequeño bebé al mundo. Si presencia el parto, no está de más que papá también acaricie la espaldita de su pequeño bebé, susurrarle palabras al oído, de seguro podrá reconocer su voz, o colocarle la música para bebés recién nacidos que escuchaba mamá embarazada bien bajito, no queremos aturdirlo.

 

recien nacido gorrito

 

El Primer Día En Casa en bebés Recién Nacidos

 

Ahora ya hemos llegado a casa, Qué podemos hacer para que el bebé se adapte rápidamente?

 

  1. Para que se sienta más seguro, acuéstalo en un moisés, así podrá sentir los límites de donde se encuentra y será como en el útero.
  2. Atiende su llanto, ya que si lo dejas llorar por temor a malcriarlo, lo que harás es que se sienta abandonado y solo llore aún más.
  3. Envuélvelo en una sábana fina, dejando afuera su pequeña cabecita, esto ayudará a controlar sus movimientos incontrolados que generalmente lo sobresaltan y asustan.
  4. Muévete despacio y muy delicadamente, asegurándote de sujetar bien la cabeza y de no permitir que cuelguen los bracitos ni las piernas, así no se sentirá en el aire.
  5. Hazle sentir tu presencia acercándote poco a poco y susurrándole tu llegada, tómalo lentamente de la cuna, para así evitar que se asuste.
  6. Y por último nada mejor para el bebé que escuchar la música que escuchaba mamá cuando él estaba en la pancita, pues esto le hará recordar aquellos días en que se sentía muy seguro y cómodo.

Y recuerda no hay mejor medicina de adaptación para el bebé recién nacido en su nueva vida más que el amor y cariño de mamá y papá, por eso quiérele mucho, acurrúcalo bastante, y no te preocupes, ser padres no es fácil pero ya venimos con un manual instintivo para ello, ya el resto lo aprenderás con la práctica y ¡claro con nosotros!

Vamos a acompañarte en esta hermosa tarea, puedes estar tranquila.

 

Bebé Recién Nacido

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *