Baño

Hora del Baño. Diversión entre Burbujas, salpicaduras y esponjas.

La piel del bebé es muy suave y delicada sobre todo si está recién nacido, es por esta razón que debemos esmerarnos en su cuidado y el baño nos ayuda a mantener saludable su textura y su lozanía. La Hora del Baño es muy agradable para el bebé y con el paso del tiempo se convertirá en su hora favorita del día. No hay una hora específica para bañar al bebé, hay padres que lo hacen antes de alimentarlo y hay otros que lo prefieren hacer en la noche antes de acostarse, para que el bebé se relaje y duerma mejor.

Para hacer del baño una experiencia perfecta para el bebé se debe contar con todos los implementos necesarios para llevar a cabo esta tarea y aquí en Babymania te ofrecemos toda una variedad de bañeras y muebles cambiadores que te facilitarán la vida y mantendrán limpio a tu hijo. Además también tenemos los accesorios necesarios como esponjas, paños, productos de higiene, peines, cepillos, aspiradores nasales entre muchos otros. Todos los productos que ofrecemos para el baño del bebé están respaldados con la calidad de las marcas Brevi Cam, Chicco, Jane, Kiokids, Luma, Micuna, Ms Nikidom, Olmitos y Planet Baby.

¿Qué se necesita para la hora del baño del recién nacido?

Antes de iniciar el baño del bebé asegúrese de tener a la mano todo lo que va a necesitar, ya que una vez que inicie el baño, no puede dejar solo a su pequeño por medidas de seguridad. Los pediatras recomiendan bañar al bebé recién nacido 2 o 3 veces a la semana y se va aumentando a medida que el bebé crezca. Aunque no pueda bañar a su hijo todos los días, recomendamos darle un baño de esponja como alternativa para mantenerlo fresco y limpio. Otra cosa a considerar es que a su recién nacido no lo puede poner en agua hasta que se le caiga el cordón umbilical, por lo tanto un baño en bañera no es recomendable para ellos en esa etapa.

Implementos a utilizar a la hora del baño:

  • Una bañera para bebés, llena de agua a una temperatura agradable.
  • Cojín de baño tipo esponja.
  • Jabón y champú para bebes que sean suaves y que no irriten las mucosas del niño.
  • Una toalla grande, suave y con capucha
  • Un paño suave.
  • Bolas de algodón.

Después del baño necesitará:

  • Loción hidratante para niños.
  • Ropa limpia y suave.
  • Pañal para cambiarlo.
  • Cepillo de cerdas suaves o peine.
  • Pomada protectora para el área del pañal.

¿Cómo dar un baño de esponja de forma correcta?

  • Asegúrese de cerrar todas las corrientes de aire de la habitación para que esté cálida.
  • Reúna todos los implementos que va a utilizar con anticipación.
  • Agregue un poco de agua tibia en el lavabo o bañera y coloque a su bebé en un cojín de espuma o en varias toallas gruesas en una superficie plana.
  • Cubra a su bebé con una manta o toalla.
  • Nunca quite sus manos del bebé, ni siquiera por un momento. Si olvida algo, envuelva al bebé en una toalla y cárguelo con usted.
  • Empiece limpiando la cara del bebé con una bola de algodón limpia y húmeda para limpiarle cada ojito, comenzando de la nariz a la esquina del ojo.
  • Ahora lave la carita con un paño suave y húmedo sin jabón. Continúe con los pliegues exteriores de cada oreja (No use hisopos para limpiar los oídos del bebé porque puede lastimarlo).
  • Agregue un jabón neutro para bebés en una toallita o en la mano y lave suavemente el cuello y el resto del cuerpo. No lo descubra por completo, quítele la manta o toalla poco a poco. Enjuáguelo rápidamente con un paño o con un poquito de agua. Asegúrese de no mojar el cordón umbilical.
  • Por último lave la cabeza del bebé con champú para niños con un paño y enjuague, teniendo cuidado con la fontanera y que no le caiga agua en la cara del pequeño.
  • Durante todo el proceso sostenga de forma firme a su bebé poniendo su brazo debajo de la espalda y su mano debe sostenerle el cuello y la cabeza.
  • Envuelva al bebé en la toalla, colóquele la capucha y séquelo rápidamente.
  • Limpie el cordón umbilical de su bebé siguiendo las indicaciones del médico, póngale su pañal y ropa limpia y fresca.
  • Peine su cabello con un cepillo de cerdas suaves o con un peine y quedará listo.

¿Cómo dar un baño de tina a su recién nacido?

Cuando ya se le haya caído el cordón umbilical al bebé y ya esté totalmente seco y sano, es en este momento que le puede dar un baño de tina a su bebé. Esta es una experiencia muy divertida para madre e hijo, pero hay algunos bebés que no le agrada mucho al principio. Si le pasa esto cántele y juegue con el bebé o también le puede introducir algunos juguetes de baño en su bañera. Para un baño en la tina se necesitará lo siguiente:

  • Una bañera para bebés, preferiblemente que tenga tapón de desagüe.
  • Almohadilla antideslizante para ubicarla el fondo de la bañera.
  • Termómetro de baño para medir la temperatura del agua que sea adecuada.

Para empezar el baño en la tina debe hacer lo siguiente:

  • Limpie el área donde va a instalar la bañera si está fuera del baño y asegúrese que sea un sitio seguro.
  • Llene la bañera con agua tibia y mida la temperatura con el termómetro de baño.
  • Utilice las mismas instrucciones que tomaría para un baño de espuma. Y recuerde nunca deje solo al bebé ni le quite las manos de encima.
  • Use sólo productos recomendados para bebés y no utilice productos para adultos, ya que pueden irritar su piel y producirle alergias. También evite utilizar polvos ya que pueden ser muy abrasivos y causarle al bebé problemas respiratorios.
  • Limpie la bañera después de bañar al bebé para conservar su higiene.