Parques para Bebés

Los parques para bebés o también conocidos como corralitos son una magnifica forma de darle a nuestros pequeños la libertad de movimiento y desarrollo de diferentes actividades sin miedo a que se puedan lastimar u ocasionar algún accidente en casa.

Pues los parques infantiles que podemos encontrar hoy nos dan gran variedad y versatilidad, colocando estos objetos como uno de los imprescindibles  para tener en casa y que nuestros hijos puedan jugar y divertirse plenamente.

Dependiendo del espacio que dispongamos en casa podremos elegir entre varias opciones, pero siempre debemos tener en cuenta los mismos criterios de seguridad y confortabilidad, en este caso deben acomodarse y cumplir la normativa de seguridad regida por la comunidad europea, dicha norma se cita en el 12227:2010 sobre Parques para uso doméstico.

Si NO disponemos de mucho espacio en casa podemos encontrar un modelo de parques para bebé con una dimensión no superior a 1m x 1m, este modelo generalmente está fabricado con material flexible y sobre una estructura metálica, este cuenta con cremalleras para dar acceso al mismo.

Si tenemos la fortuna de contar con más espacio y podemos disponer de un coto más grande disponemos de varios tipos de parque para niños que están compuestos por paneles independientes, esto nos da gran versatilidad y nos permite jugar y modificar mejor los espacios.

Estos artículos están fabricados en plástico y es recomendable que contengan una puerta, lo cual nos dará más comodidad para entrar y salir.

Este gran corralito bebé también está compuesto de diferentes colores y formas geométricas, e incluso algunos tienen incorporados en los paneles juegos y juguetes para bebes y niños.

Desde Babymania queremos dejar patentes unos tips a la hora de comprar un parque para bebés:

Si por diferentes motivos te decides a comprar uno de los modelos de corralitos pequeños, estos por lo general vienen con ruedas y es importante que compruebes que tienen un buen sistema de bloqueo, de esta manera impedirás que se muevan y puedan volcar o chocar con los límites.

Si optas por uno de los más grandes y versátiles, debes de tener muy en cuenta que las esquinas y terminaciones están perfectamente redondeadas y alisadas ya que la ser materiales de plástico puede quedar con alguna punta o filamentos que hacen daño a tu hijo.